martes, 27 de enero de 2009

EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA IGLESIA

“Durante décadas e incluso siglos se ha llamado Iglesia a algo que no es la Iglesia; y esto ha ocurrido precisamente por esta razón: no se comprendía bien el significado y el contenido de esta palabra”. (E. Brunner).

¿Qué significa la palabra Iglesia?
La palabra francesa “èglise” es el resultado de una doble transliteración de la palabra griega ekklesia. Primeramente del latín y después en francés. Por lo tanto tenemos una latinización del término o un afracensamiento de la palabra original. Aun cuando se pudo haber traducido como contio, comitia, convocatio, o asamblea; se prefirió la forma primitiva porque solamente ella podía plasmar la idea tan particular a la cual estaba ligada. Los italianos y españoles actuaron de la misma manera, mientras que los anglos y flamencos usaron un derivado de la palabra Señor (Kirche, Church y Kerk se derivan de Kurios, el Señor.)
En su sentido etimológico, Ekklesia viene del prefijo ek: fuera de; y del radical klesia: llamar. Entonces significa “que ha sido llamado fuera de”.
En el sentido historico para los griegos no tenía un significado religioso. Se refería a la asamblea de los ciudadanos; no todos tenían derecho a la ciudadanía, por lo tanto un heraldo llamaba a los ciudadanos a un lugar designado para discutir los asuntos de la ciudad. Cada asamblea comenzaba con una oración y con un sacrificio.
El significado judaico le añade un significado religioso. Tiene el mismo sentido general de convocación que en griego, pero toma una connotación religiosa, ya que la persona que convoca es Dios.
La iglesia es la asamblea de los creyentes constituida por la llamada de Dios en Jesucristo… el conjunto de aquellos que obedecen a la llamada de Dios.
“No había Iglesia antes de que Jesucristo hubiera acabado su obra”. (E. Lewis)
Para el cristiano de los 114 usos de la palabra ekklesia en el N.T. solo 6 se emplean con el significado griego o judío. Las otras veces tiene un significado que engloba y sobrepasa todas las acepciones que tenia previamente. En el significado cristiano encontramos: el significado etimológico, ekklesia, “llamado fuera de”; vocación, ¿Quién llama?; separación. ¿Dios llama fuera de qué?; reunión o asamblea, Dios llama a los hombres a que salgan del mundo de las tinieblas, del reino de Satán, para entrar a su admirable reino de luz; el sentido historico griego, así como los ciudadanos griegos se separaban del resto de los habitantes para hablar los asuntos públicos, así los cristianos se reúnen para hablar cosas que conciernen al reino de Dios y para ocuparse de la ciudadanía celestial; el significado judaico, como el remanente a que se refieren los profetas del A.T., la iglesia se consideraba el Israel de Dios y se apropiaron de la versión griega del A.T., aplicándolo a la comunidad mesiánica agrupados alrededor del Hijo del Hombre.
¿Qué es pues la iglesia?
Coetus electorum. (la asamblea de los elegidos) El pueblo elegido por Dios; el rebano pequeño de los redimidos por Cristo; la nueva humanidad unida en Dios y con Dios. Esta definición es favorecida por los calvinistas. Corpus Christi. Cristo ha llamado y unido a los elegidos en un solo cuerpo. (Juan 15.16) Esta definición goza del favor de los teólogos católicos.
Communio sactorium (comunión de los santos). Cada una de estas definiciones presenta un aspecto de la iglesia: el aspecto trascendente, el aspecto historico y el aspecto espiritual y subjetivo. Cada una por separado nos conduciría a una comprensión unilateral: ya sea abstracto y espiritualista, o de jerarquía sacramental, o individualista y pietista. Sólo pueden dar cuenta de la realidad de la iglesia de forma conjunta.
Calvino definió la iglesia como la asamblea de todos los santos, extendida por todo el mundo y dispersada en todos los tiempos, pero unida por una sola doctrina de Cristo; y que por un único Espíritu guarda y observa la unión de la fe, la concordia y el amor fraternal..
Lutero decía: "Un niño de siete años sabe lo que es la Iglesia; “los santos creyentes y los corderos que escuchan la voz de su pastor”.
En el tiempo de la reforma se decía que La Iglesia era la masa o la reunión de todos los que creen en Cristo, que viven en la unidad del espíritu, de la fe, de la esperanza y del amor. Esta es la razón por la que se la designa como la comunión de los santos.
La confesión de Rochelle (1559) dice: es la compañía de los fieles que se pone de acuerdo en seguir esta Palabra y la pura religión que se desprende de ella, y que persevera en ella todo el tiempo de su vida, creciendo y afirmándose en el temor de Dios.
La confesión de los Países Bajos (1571) dice: es una santa congregación y asamblea de verdaderos fieles cristianos, que todos esperan su salvación en Cristo, habiendo sido lavados por su sangre, santificados y sellados por el Espíritu Santo.
Los hombres del avivamiento del siglo XIX dieron diversas definiciones las cuales consecuentemente incluyen palabras como: asamblea, fe, vida en el Espíritu, comunidad santa, confederación de creyentes, sociedad de cristianos.
Roger Mehl escribe: “No existe otra definición posible de la Iglesia sino la que los reformadores revalorizaron: la congregación o la compañía de todos aquellos que están unidos a Cristo y que reciben de Él la justicia y el perdón de sus pecados”.
Los grandes teólogos de la actualidad la definen como La comunidad visible (Mateo 18.20) para ellos y para los demás.
Karl Barth: La comunidad, no solamente de los perdonados, sino también de los regenerados en Jesucristo. En el N.T. no se ve entiende nunca como una institución, sino como una comunión de personas…es la fraternidad visible de los reconciliados…es siempre el pueblo de Dios, la comunidad de los Santos, de los escogidos, la asamblea de los creyentes, los creyentes reunidos… el conjunto de hombres y mujeres que por medio de la comunión con Cristo, el Señor vivo, están unidos los unos a los otros en una viva comunión. Emile Brunner.
Es la comunidad unida, autónoma, de todos los creyentes unidos a Cristo en Dios, que viven en un mismo lugar, es la comunidad provista de toda autoridad espiritual. W. Hildebrandt.
Es el conjunto de aquellos que han sido engendrados por el poder vital de Dios, de los que han sido bautizados en el Espíritu por Cristo, de los que constituyen y viven como un cuerpo extranjero en este mundo. (H. Venske).
La asamblea de los creyentes constituida por el llamamiento de Dios en Jesucristo. (Ph. Menoud).
La sociedad divina a la cual Jesús invitaba a todos los hombres, era más que una escuela de buena teología, era una comunidad fraternal formada por todos aquellos que creían en Él. (Obispo Newbigin).
La Iglesia solamente es, hombres que han sido justificados. N.A. Dahl.
Los teólogos liberales escriben:
La Iglesia es para Pablo una sociedad de personas salvadas y perdonadas, pero también es un instrumento de salvación para aquellos que vienen a ella para escapar de la muerta. M. Goguel.
Es la asamblea de los fieles, de los creyentes… cada uno de ellos de forma individual está en plena comunión con Dios. (E. Choisy).

Es sorprendente ver las similitudes en las definiciones que ofrecen teólogos de tan diversas tendencias y aun mas descubrir que a lo que, actualmente, se le llama iglesia, en muy pocas ocasiones responde a las definiciones que ellos nos han dado.

¿En que sentido se emplea la palabra iglesia en el Nuevo Testamento?
Las dos primeras veces que se emplea la palabra, Jesús es quien la emplea:
Mateo 16:18 “Sobre esta iglesia edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”. La iglesia de Jesucristo incluye los creyentes de todos los tiempos y de todos los lugares a partir de Pentecostés. Es a lo que se le ha llamado la “Iglesia universal” o general.
Mateo 18:17 “Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyese a la iglesia, tenle por gentil y publicano”.
Esta iglesia está ligada a un tiempo y un lugar preciso: podemos convocarla, hablarle, y ella puede expresarse. Es a lo que habitualmente llamamos “la iglesia local”.

¿Cuáles son los contextos inmediatos en los que se encuentra la palabra Iglesia?
El estudio de los nombres de la Iglesia nos permite hacer algunas constataciones interesantes e importantes:
1. La “Iglesia de Dios” o el “Templo de Dios” hacen referencia a la iglesia local como a la universal. La iglesia local es una reducción, una fracción de la Iglesia universal.
2. El apóstol Pablo asocia frecuentemente a la Iglesia el nombre de su jefe: la Iglesia del Dios vivo, el edificio de Dios, la Iglesia del Señor, las iglesias de Cristo.
3. Otras veces son llamadas en relación a sus miembros: iglesias de los santos, de los (antiguos) paganos, de los primogénitos, de los escogidos, de los laodicenses, de los tesalonicenses.
4. Frecuentemente la palabra iglesia se une a un término geográfico: la iglesia de Jerusalén, la iglesia de Antioquia, las iglesias de Macedonia, las iglesias de Asia, las de Galacia, de Judea.
No encontramos iglesias paulinas, juaninas, o petrinas – aunque Pablo, Juan y Pedro fundaron iglesias; ni iglesias congregacionalistas o presbiterianas – aunque estas formas hayan existido. Ningún nombre, ni de apóstol, ni de forma ni de símbolo eclesiástico está atado a la palabra iglesia. Los únicos nombres que cuentan son: por una parte, los de Dios y Jesucristo que son los que llaman, y por otra los de los llamados que se reúnen por las casas en Jerusalén, en Corinto, en Colosas, en Roma… para alabar a Dios, edificarse mutuamente y proclamar la Palabra de Dios. Entendemos entonces que la iglesia es de Dios y no de ningun hombre ni organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada